Estuve pelando la pava como siempre con mi suegra, le decía que me encantaba su escote y lo que muestra, ella simplemente sonreía, por lo que sabía que le gustaba lo que le decía. Entonces le pregunté si podía besar eso que su escote deja ver y respondió que sí.

Comencé a besar lo que enseñaba su escote, pasaba mis labios y mi lengua entre sus tetas y ella cerraba los ojos y agarraba mi cabeza y acariciaba mi pelo. Luego le dije: “que lastima que tu escote no muestra un poco más”, en eso ella mueve su escote y me deja ver sus tetas bien redondas, sus pezones levantados y me dijo que le chupara. Sin dudarlo comencé a lamer, a chupar tetas mientras ella apretaba sus tetas como invitándome a comerlas, luego no aguanté y comencé a acariciar sus piernas y como estaba empalmado comencé a acariciar su coño sobre su tanga y ella gemía y me decía que le gusta todo lo que le hago. Entonces baje hasta sus piernas y comencé a lamerlas, y luego me puse entre sus piernas y comencé a hacerle sexo oral. Metía mi lengua bien dentro de su coño y ella se mojaba más y más. Con mis dedos acariciaba su culito y ella medio se movía para que no le toque, pero yo seguía jugando. Ella me dijo que nunca la penetraron por atrás y que no quiere hacerlo por ahí. Eso me calentó mucho y yo tenía ganas de desvirgar ese culito.

Seguía lamiendo y chupando ese coñito mientras con el jugo que salía acariciaba su culito, primero ella no quería, luego ya se dejaba llevar por mis caricias. Cuando comencé a meter un poquito mi dedo del medio en su culito ella dijo que no quería, y yo le decía: “tranquila que esto te va a poner loquita”. Le dije que trajera aceite para el cuerpo, que ella tiene en su tocador, y fue a traerlo. Le dije que se desnudará frente a mi y así lo hizo, me regalo un baile suavecito. Yo comencé a sacarme la ropa mientras ella también lo hacia, y vino, agarró mi pija y comenzó a chuparme suavemente, como toda una mujer, lamía la cabeza de mi pija, bajaba hasta mis huevos y los chupaba. Le dije que quiero chuparle el coño y entonces se colocó sobre mi e hicimos el famoso 69. Mientras le lamía ponía aceite en su culito y le metía mi dedo del medio, y ella gemía, decía que no quería por allí, pero yo no le hacía caso y seguía jugando, le metí todo el dedo del medio y ella seguía quejándose. Entonces le dije que viniera sobre mi pija porque quería follarla. Ella sin dudar se sentó sobre mi pija y comienzo a moverse suavemente, como solo hacia girar su cintura sobre mi, entonces yo comencé a empujarla para que saltara, para que sea de arriba a abajo, y eso la puso muy loca…mientras ella se movía así, yo no dejaba de tocarle las tetas y con la otra mano acariciaba su culo. Luego se puso de cuatro patas, le metí por el coño hasta el fondo y mientras eso mis dedos estaban preparando su culito. Le metía ya dos dedos y movía para agrandar el orificio anal. Ella no paraba de quejarse, me dijo que nunca dejó que su esposo le tocara el culo y que es su primera vez de esa forma, pero al final dijo que le estaba gustando mucho lo que hacia. Entonces le dije que quería sexo anal, y que me regalara su virginidad. Me dijo que sí, pero que por favor sea despacito. Comencé a meter bien despacio mi pija en su culito, muy apretado lo tenia, le dije que se relajara y allí comenzo a entrar la cabeza despacito, con el aceite era mucho más fácil. Luego le seguía metiendo más y más y ella gemía y decía que le dolía mucho, pero yo no le hacia caso y seguía empujando. Comencé a moverme, meter y sacar pero bien despacito y ella se tocaba las tetas, luego comencé a moverme un poco más rápido y allí entro toda mi pija en su culo, hacia chocar mis huevos por su coño y metía con todo en su culo. y ella gritaba de placer, y luego la hice sentar sobre mi pija y ella comenzo a saltar y decir que le encanta que le folle por su culo, me decía que mi pija es muy gruesa y que le duele mucho, pero que le da placer esto. Yo besaba su espalda y apretaba sus tetas, metía mi dedo en su conchita mientras ella saltaba sobre mi pija. Me dijo que no sacará toda mi pija porque al sacar la cabeza le golpea el orificio y le dolía y por eso mismo sacaba toda mi pija y la metía con todo, ella gritaba de placer. Me preguntaba si así le cogía a su hija y le dije que sí y que muchas cosas más cosas que ella ni se imagina, y ella quería más y más. Me dijo que esta celosa porque su hija tiene un novio que la coge siempre, y que su marido no le hace caso, entonces le dije que yo quiero cogerla siempre que ella quiera y me pidió que nunca la dejara de follar.

Luego se puso nuevamente de cuatro patas como una perra y la cogía como loco por el culito. Luego saque mi pija de su ano y le metí con todo por el coño, allí ella terminó con un grito de puta madre y yo me movía más fuerte, y termine dentro de ella. Luego nos besamos como dos amantes calientes, nos duchamos y luego nos vestimos…5 minutos después llego mi novia, y le dije que estábamos hablando con su mama para hacer un viaje de excursión a Brasil, para ir a la playa a relajarnos.

Si te ha gustado este video, aquí tienes otros similares::